La rinitis alérgica es una forma común de rinitis no infecciosa que puede indicar la predisposición al desarrollo de síntomas del asma como tos seca, sensación de falta de aire, entre otros.


Una de las causas principales de la rinitis alérgica son los aeroalérgenos que pueden clasificarse como interiores, exteriores y laborales.


Causas de la rinitis alérgica

Uno de los interiores más comunes son los ácaros del polvo, la saliva, orina de animales o epitelios. En agentes exteriores podemos encontrar hongos y polen, y por último los agentes presentes en las áreas de trabajo puede ser causa de una reacción alérgica a harinas, medicamentos o maderas tropicales.

 

Síntomas de la rinitis alérgica

Los síntomas que pueden indicar la presencia de rinitis alérgica incluyen estornudos, secreciones nasales o congestión, ojos llorosos, picazón en ojos, nariz y paladar. También es posible encontrar sinusitis que en conjunto forman la rinosinusitis.


Es importante señalar que la rinitis alérgica también puede ser estacional en algunas personas, esto quiere decir que en determinadas épocas del año sufren de estos síntomas. En cambio, las personas que regularmente los presentan seguramente están expuestas a alérgenos de manera constante lo que puede provocar que empeore su padecimiento.


Es importante que acuda con un alergólogo como el Dr. Eliseo Tavarez Torres para atender esos síntomas y evitar malestares. Agende una cita ahora y acuda con él para recibir tratamiento.