El polen es la manera en la que se fecundan las plantas. Son granos, de color amarillo, que no pueden verse cuando se encuentran en el aire. Sin embargo, las personas alérgicas al polen la perciben como una sustancia nociva y, en consecuencia, su organismo responde para combatirlo con sustancias liberadas en el torrente sanguíneo. Esto provoca lagrimeo y estornudos.


Síntomas de la alergia al polen

Como ya lo mencionamos, la reacción del organismo provoca algunas reacciones en nuestro cuerpo que se consideran como síntomas de esta alergia. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Estornudos frecuentes
  • Hinchazón debajo de los ojos
  • Migrañas
  • Dificultades para dormir
  • Rinitis alérgica
  • Congestión nasal
  • Lagrimeo
  • Asma bronquial

 

Es posible tomar medidas para prevenir reacciones alérgicas al polen y reducir los síntomas:

  • Reducir las actividades al aire libre. Hay días donde el polen se concentra demasiado en el aire, en estos días es mejor no pasar mucho tiempo fuera.
  • Refrescar la nariz y ojos con agua de manera frecuente
  • Conservar cerradas las ventanas de la oficina o la casa para evitar que entre el polen
  • Usar cubreboca los días de alta cantidad de polen en el ambiente
  • Solicitar una cita con un médico alergólogo para obtener un tratamiento enfocado en su alergia

Si usted busca un alergólogo en Reynosa, contacte al Dr. Eliseo Tavarez Torres quien gracias a su experiencia de 30 años puede ayudarla a superar sus alergias para tener una vida libre de molestias.